Cómo (no) salir de esta

Desde el blog de J. C. Toscano y pasando por la página de la OEI he llegado hasta el Informe Stern, un documento muy interesante elaborado en el Reino Unido sobre el impacto del cambio climático en la economía, y cómo –haciendo de la necesidad virtud– aprovecharlo para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Al hilo de tanta información sobre la crisis en la que nos encontramos, desde la OEI dicen lo siguiente:

“No tiene sentido, pues, pensar en salir de la actual crisis económica reincidiendo en los mismos comportamientos de consumo depredador y de crecimiento insostenible que han ido segando la hierba a nuestros pies (degradando todos los ecosistemas terrestres y haciendo crecer las desigualdades y la pobreza extrema) y creando las condiciones de un auténtico colapso. “No podemos resolver los problemas utilizando los mismos razonamientos que empleamos para crearlos”, advirtió en su día Albert Einstein. Como señala Cristopher Flavin, presidente del Worldwatch Institute, ‘esta frase debería presidir las aulas de las escuelas de economía, las salas de consejos de administración de las empresas y los grandes hemiciclos donde los legisladores del mundo deciden el curso de las políticas públicas’.”

Aunque está referida al desarrollo de la sociedad desde un punto de vista más amplio que el que tratamos en 6000km, la reflexión se podría trasladar a la sociedad española: si la “economía basada en el ladrillo” ha sido una de las causantes de los problemas de liquidez y demás que soportamos (o es al menos la contribución nacional a la crisis mundial), parecería un tremendo error repetir la jugada cuando vuelvan los tiempos mejores. Pero los habitantes de este país y en concreto sus dirigentes –tanto políticos como económicos– bien somos capaces de meter la pata una segunda vez en la misma piedra. O, mejor dicho, ladrillo.

La visita a esta página del Tesoro de Su Majestad la Reina de Inglaterra me ha permitido encontrar un informe todavía más adecuado a lo que nos interesa: The Barker Review of Land Use Planning, o sea, el informe sobre ordenación territorial para el Reino Unido. Sería una buena idea que algo parecido –por su independencia y alcance– se hiciera en nuestro país, donde hasta donde yo conozco existen (por supuesto) planes de ordenación territorial, pero no este tipo de informes oficiales de alcance nacional (Pat, corrígeme si es necesario!). Como se dice en este artículo,

Nos encontramos, por tanto, con un modelo de OT [ordenación territorial] que se asimila al de los estados federados, como Alemania, aunque a diferencia de dicho Estado no existe en España una legislación básica estatal de OT a la que deba someterse la legislación de las CC.AA [comunidades autónomas].

Como mis conocimientos de nuestro ordenamiento jurídico no dan para mucho más que para formular críticas simples a nuestra Constitución (en este punto quizá manifiestamente mejorable), creo que solo puedo decir que es deseable que la ordenación territorial se haga bien, independientemente de quién ostente la competencia.






COMENTA / Expresa tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para dar formato: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

MÁS / Artículos de enero de 2009

MÁS / Otros artículos sobre Sin categoría

Resultados del taller “Defiende el territorio desde el aire”


Resultados del taller de fotografía aérea con globos en Castellón. Febrero 2014