Hotel de El Algarrobico

2,2 ha de parcela

Datos
20 plantas
441 habitaciones.

Ubicación: Playa del Algarrobico. Municipio de Carboneras, Almería.
37° 1'39.23"N 1°52'48.02"W

Ver en el mapa de 6.000km
Incluso los edificios en ruinas encierran cierta belleza. El petróleo necesario para derribarlos convierte la operación en insostenible. Mejor dejarlo todo como está".

Hols en el capítulo 64: "Murcia. Lechugas, pelotas de golf y otros animales". Basurama. Extracto del guión de la serie de TV 100% Sostenible. 2008

En 2003 se obtuvo la licencia de obra para el hotel “El Algarrobico” y comenzó a construirse en una parcela que ya aparecía recogida como urbanizable en el Plan General de Ordenación Urbana aprobado para Carboneras en 1988. En 2004, el suelo volvía a aparecer como “Suelo Urbanizable” en el Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, aprobado por la Junta de Andalucía. Tras sucesivas denuncias, la Junta optó por declararlo “Suelo Degradado”. En febrero de 2006 se paralizaron cautelarmente las obras, pocos meses antes de su finalización, al emitirse una sentencia contra la licencia de obra. Ese mismo año el Ministerio de Medioambiente comenzó el expediente de expropiación para poder derribarlo. Este expediente nunca ha podido ser llevado a cabo por estar el proceso judicial todavía abierto.

Más de 5 años después, las obras siguen paralizadas, a la espera de la decisión judicial final: las grúas no pueden ser desmontadas, los materiales se amontonan en su terraza, pudriéndose. El aparejador del edificio trabaja como vigilante de obra durante el día.

El hotel se ha convertido en el símbolo de la destrucción de los paisajes costeros de nuestro país. La destrucción de la costa, sin embargo, es un proceso habitual desde que el turismo comenzó a ser la industria más importante para la economía española, hace más de 50 años. En ella han concurrido intereses económicos, políticos y sociales, que siempre han sido puestos por delante de valores ambientales, tal y como ha ocurrido en El Algarrobico. La corrupción, el tráfico de intereses y la prevaricación en este caso no son los factores más desoladores, si no la creencia de que puede existir un “desarrollo sostenible” que pasa por una “mínima y necesaria” destrucción de la costa. Es decir, por recortar la Ley de Costas, aprobada tan sólo en 1988 y rebatida desde entonces por distintos sectores. En la actualidad, aquella Ley está en un grave proceso de recortes que la despojan de su capacidad protectora de un bien común fundamental y básico como son las costas y los mares.

La playa del Algarrobico se llama así porque en ella existe hace décadas un chalet que tiene un hermoso Algarrobo en su jardín. Éste y su gemelo están fuera de la ley: no respetan los 50 metros de la “línea de costa”. Como ellos, hay miles de edificios que no la respetan.





COMENTA / Expresa tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para dar formato: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>






COMENTA / Expresa tu opinión

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para dar formato: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>